window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'G-CCJ3FD9GKE');

2 Ago. Cataratas Niágara

Un día en Cataratas del Niágara, parte Americana

Desde Nueva York cogimos un bus nocturno con Greyhound a Búfalo.

Una vez en Búfalo seguimos las indicaciones de la Lonely y tomamos el bus 40 que lleva hasta las cataratas.

Cuando llegamos a las cataratas en el centro de información turística (agencia en toda regla) nos ofreceiron hacer la visita a las cataratas en una excursión y nos guardaban las mochilas durante el tiempo de la visita. Como no encontramos ningún siitio donde dejarlas y estábamos muy cansados del viaje nos dejamos llevar por la tentación de que nos lo diesen todo hecho por un día….. Dejamos las mochilas en una especie de oficina, y nos subimos en un minibus, con un guía del mismo Búfalo al que no entendía nada de nada….. pedazo de acento que tenía!!! (ya se que mi inglés es malo pero hay que echarle la culpa al otro siempre…).

Nos llevaron a ver el Whirpool, un remolino que hace el río Niagara un poco más abajo de las cataratas, una espacie de teléferico y luego a la torre que está en el lado americano.

Cataratas Niágara

Cataratas Niágara

Desde aquí bajamos al barquito (Maid of the Mist http://www.maidofthemist.com/sp/), nos dieron unos chubasqueros azules monísimos con los que parecíamos condones gigantes, total para mojarte igual…. como si ese plastiquito le fuese a hacer algo a las Cataratas del Niágara….

En el barco tuvimos la suerte de coger la primera fila en la parte de arriba y lo pasamos en grande!!!

Primero pasas junto a la caida que está en el lado americano y luego te vas acercando a la herradura del lado canadiense donde el barquito trata de acercarse pero el agua es mucho más fuerte que él y a duras penas consigue mantenerse en el sitio para disfrute de todos los guiris que nos apetece mojarnos…..

Y para finalizar fuimos a Cave of the Winds, donde bajas hasta unas pasarelas que hay en el lado americano junto al agua, aquí nos dieron unas chanclas de agua y otro chubasquero.

Por suerte el día que lo visitamos hacía mucho calor y terminamos quitándonos los chubasqueros y dejando que nos empaparan las cataratas del Niágara… que no pasa todos los días. Además tuvimos la suerte de ver un arcoiris circular.

En resumen, una gozada, se nota que me gustaron….

Finalizada la excursión recogimos las mochilas y nos dirigimos al puesto fronterizo para verlas desde el lado canadiense, pero se puso de tormenta y cerraron el paso de peatones por el puente. Estuvimos esparando un rato pero no abrieron y nos tuvimos que volver a Búfalo dejando la visita al lado canadiense para el año que visitemos Canada…..

Durante el viaje de vuelta ibamos con unos Ingleses a los que el señor que llevábamos sentado al lado se puso a preguntar sobre su moneda y costumbres, y de repente se vuelve hacia mi y me pregunta de donde somos, le contesto que de España, tuerce la boca…. (esta tratando de encontrar el continente en que ubicarnos) y a continuación me dice muy serio…. y…. ha llegado el Mc Donnald’s allí?

Le digo que sí y trato de contarle que estamos en Europa… el caso es que hace que el viaje en bus sea un poco más corto, y ya de paso practico Inglés!!!

Llegamos a la estación de autobuses y cogimos otro que nos llevara hasta la estación del tren. Mientras esperábamos se nos acercó una señora para preguntarnos donde íbamos, le dijimos que al tren, llamo por teléfono y nos dijo que el bus llegaría en unos 15 miutos…. Menuda cara de perdidos que debíamos tener….

Llegó el bus, nos montamos y comenzó la hora más larga….. se había hecho de noche y cuando le preguntamos al conductor no sabe muy bien donde está la parada del tren, nos dicie que no es su ruta habitual y va todo el rato mirando unos papeles…. le trato de preguntar a una señora que en el asiento de al lado que apenas puede hablar del pedo que lleva…. pasamos por unos barrios de los que cuando los ves en las pelis de miedo dices….. puff. Damos una vuelta por los centros comerciales de las afueras y de repente vemos que hemos llegado a la estación del tren!!!! Menos mal!!.

Nos dan nuestros billetes y a esperar que llegue el tren que viene con 1 hora de retraso….. intentamos amenizarlo con un chocolata caliente….a cualquier cosa le llaman chocolate… y sobre la 1:00 aparece para nuestra alegría. Aunque cuando nos subimos nos dicen que tenemos que ir separados, Antonio con un señor, yo con una señora y Alicia en otro vagón…. Dormimos bastante bien, es lo que tiene el agotamiento, y según se va bajando la gente nos vamos reagrupando, a las 4 de la mañana me voy con Antonio y me acerco a por Alicia que está dormidísima y que no se ha despertado ni dándole en el brazo….No Problem, a las 6:00 la despertará su compañera comiendo costillas adobadas!!! toma desayuno contundente. Y se viene con nosotros ya hasta llegar a Chicago.

Retrasamos una hora más el reloj y andamos un ratillo hasta llegar hasta nuestro hotel.

Consejo sobre viajes en tren: cuando nos montamos todo el mundo iba con mantas… y si puedes abrígate bien que el aire lo ponen a tope!!

Deja tu comentario

Ir a Arriba