window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'G-CCJ3FD9GKE');

3 Ago. Chicago

Chicago en un día

Tras una noche en el tren y el olor de unas costillas adobadas como desayuno de tu compañera de asiento llegamos a nuestro destino: CHICAGO!

Con las mochilas al hombro vamos en busca de nuestro hotel que está en la esquina de Grant Park. Pasamos frente a las Sears Towers, el edificio de la cárcel (que también es un rascacielos) y la biblioteca.

Cuando llegamos al hotel es muy temprano y no tienen la habitación todavía disponible, dejamos las mochilas escribimos un correo a casa para contar que estamos bien y nos vamos a dar una vuelta por Grant Park esquivando la marea de gente que viene al festival. Pasamos el puente de Frank Gery y vemos el auditorio.

Tras una fotos en la «judía» buscamos el sitio que ha visto Antonio en la guía para comer pizza «Chicago Giordanos», tenemos que esperar cola, pero todo sea por comer en un italiano (norma básica de los viajes: cuando llevas varios días sobreviviendo con lo que encuentras de comida….¡¡BUSCA UN ITALIANO!!, la pasta da mucha energía y en casi todos los paises está buena, ya llevas muchos días de experimentos y lo tienes merecido). Ensalada, Lasaña, Pasta a la carbonara y una Pizza…. nos estamos vengado si!!!.

The Bean. Chicago

The Bean. Chicago

Había elegido el plato pequeño de pasta y es enorme!!! nunca nos acordamos de que el vaso de refresco de tamaño grande de España es el mediano de aquí…y se conserva la proporción para todo. La pizza de 10 pulgadas… unos 25 cm y parece una tarta de manzana, tiene la masa, espinacas, queso y tomate, si el tomate arriba.

Volvemos al parque de la «Judía», mientras algunas hacemos la digestión otro hace fotos del cielo azul con nubecitas blancas reflejadas en la Bean.

Tras una siestecita volvemos al hotel, ya nos dan la habitación que está genial, dos camas Queen (1.50m) que nos llaman insistentemente tras una noche de bus y otra de tren…. que noooooo ¿cómo nos vamos a meter en la cama a las 4 de la tarde? una buena ducha reparadora y a correr!!!

Vamos a la estación de metro que hay cerca del hotel, recargamos una tarjeta con 6$, pasa Antonio y cuando voy a pasar yo empieza a pitar… pero que pasa ahora??? no vamos a poder montar en metro a la primera nunca?  pues no. Una señora muy amable nos cuenta que no puede pasar más de una persona con la misma tarjeta…. ya la hemos liado. Bueno, sacamos una Alicia y otra yo y por fin nos montamos en en metro de Chicago. Después de ver tantos capítulos de «Urgencias» te vuelve a dar la sensación de que estás en una serie de televisión….Todo nuevo y a la vez todo familiar.

Nos bajamos para ver la Magnifecent Mile, llena de tiendas y rascacielos. Nos acercamos hasta la torre Hancock que tiene en el piso 94 un observatorio al que cuesta 15$ subir. Nosotros vamos al piso 96 gratis a tomar algo en el bar con vistas panorámicas, pero todas las mesas con vistas están ocupadas..oooohhhh…. bueno nos damos una vuelta, hacemos unas fotos y en vista de que las mesas no se despejan y hay cola para pillar una nos vamos de nuevo a tierra firme.

Atravesamos una vez más Grant Park para ir hasta el Acuario, las vistas de la ciudad desde aquí dicen que son muy bonitas, pero un policía no nos deja pasar… mañana iremos. Ahora a dormir que nos espera nuestro hotelito con camas mulliditas…..uuuummm…. que bieeeeennnn

Recomendaciones Viajeras

  • Subir al bar de la torre Hancko en el piso 96.
  • Pasear por Grant Park y hacer las autofotos en la Judía
  • La pizza gruesa de «Chicago Giordanos»
  • Una vuelta en el metro elevado de Chicago
  • Las vistas desde el Acuario

Deja tu comentario

Ir a Arriba