window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'G-CCJ3FD9GKE'); gtag('config', 'UA-101171404-3');

18 Ene. Vuelo a Cancún

Destino Península del Yucatán

En realidad, este diario comienza ayer.

Después de hacer el check-in con 24 horas de antelación, a las 14.40 recibimos un correo de American Airlines diciendo que debido al mal tiempo en la costa este de Estados Unidos, recomiendan reubicarnos en otro vuelo. Contactamos con ellos y nos cambian a uno con escala en Miami en lugar de Filadelfia. Esto supone salir 3 horas antes pero como no tenemos problema decidimos madrugar algo más y no arriesgar a que una nevada pueda paralizar el aeropuerto.

Esto hace que toda mi tarde se trastoque, debido a que la reserva la hicimos hace una semana y que no es un lugar que tuviera documentado, hemos pasado los primeros días recopilando información y los siguientes haciendo las reservas.

Neceser, botiquín preparados, menos mal que lo tengo documentado y no hay que pensar mucho. Del tema, maleta/ropa/calzado voy un poco peor… algo me he dejado fijo. Esta noche toca dormir poco de 1 a 5 la emoción de viaje no me deja dormir mucho.

Salimos a las 7.05 hacia el aeropuerto Madrid-Barajas, al ser sábado no hay casi tráfico. En el mostrador de American Airlines y nos dan la tarjeta de embarque sin problemas, después de los cambios de ayer siempre te queda algo de incertidumbre. En el vuelo largo vamos juntos y en el segundo en la misma fila.

Al embarcar descubrimos con alegría que estamos nosotros solos en 3 asientos de ventanilla. Despegamos a algo más de las 10.00 y me duermo tumbada hasta las 14.00 que bien me ha venido!!!!! Que chollo tener 3 asientos para 2.

Tras 9 horas de vuelo llegamos a Miami.  Pasamos  el control de pasaportes automático, pasamos las huellas nos hacen foto pero no nos dan el visto bueno. Hay que pasar por un agente de policía, toma de huellas otra vez y foto. Y para mi decepción ya no ponen sello…..

Rellenamos las 5 horas de escala, con paseos por la terminal y comiendo algo hasta que embarcamos. Nos ha tocado a los 2 asiento central, y unas chicas que tenían las 2 pasillo se intercambian con nosotros, al final conseguimos ir juntos.

Rellenamos los papeles de inmigración, hemos puesto que llevamos comida, que como nos paren la liamos. A ver qué pasa cuando se lo contemos…. a las 21.25 aterrizamos

Pasamos control de pasaportes y aduana diciendo que llevamos alimentos. Nos dicen que pulsemos botón y sale verde. Sin registro, menos mal. Ya es bastante tarde.

Nuestro vuelo llega a la terminal 3 del aeropuerto de Cancún, y debemos coger un bus que circula entre terminales para llegar a la 2 donde se encuentra la compañía de alquiler de coches son las 22.00. Se nos han acercado varias personas ofreciéndonos taxis y coches privados, pero un chico del aeropuerto nos dice que no merece la pena, que en 10 minutos pasará el autobús y no hay mucha distancia.

Hemos reservado el coche de alquiler con la compañía Mas By Mex a través de Rentalcars. Siempre me da pereza el trámite del alquiler de coche, y más cuando en las últimas ocasiones hemos tardado más de 1 hora. La verdad es que en esta ocasión ha ido muy rápido y la ventaja del idioma también ayuda, a las 22.30 ya estamos a la espera del coche.

Tras la correspondiente revisión y fotografiado nos ponemos en marcha con nuestro KIA Rio con 1.001 km y sin matrículas. Solo llevamos unos papeles pegados en la ventanilla. Durante el viaje descubrimos varios coches en la misma situación.

Nos ponemos en marcha con destino al hotel Kavia situado en Cancún a unos 18 km del aeropuerto, aunque es de noche se trata de la carretera principal y está bien asfaltada y en parte iluminada. Llegamos a 23.30 en el hotel y a las 0.00 durmiendo.

Felices sueños…Estamos en la Península del Yucatán!!!

Deja tu comentario

Ir a Arriba