window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'G-CCJ3FD9GKE');

30 Jul. Excursión fallida al Monte Popa

Finalmente habíamos contratado la excursión al Monte Popa en un monovolumen privado, nos lo dejaban casi al mismo precio que ir en bus y aceptamos.

Hicimos una parada intermedia para visitar un lugar en el que te enseñaban como se hace el thanaka, la crema que se dan en la cara para protegerse del sol.

Tras más de 1 hora de viaje con un viento horrible y lloviendo llegamos al Monte Popa, comenzamos a subir las escaleras tratando de evitar a los monos, por suerte había gente dándoles comida y no nos hicieron mucho caso.

Todo lleno de baldosas mojadas, después del golpe en el templo de Sagaing íbamos temiendo otra caída. Pero por suerte esta vez nos libramos.

Vemos que la mayoría de los puestos están cerrados, la verdad es que hace muy mal tiempo y hay poca gente….. y ahora es cuando nos enteramos de que no están abiertos porque no se puede continuar subiendo, está llegando la cola de un huracán y con vientos tan fuertes no dejan subir a lo alto del Monte Popa para evitar accidentes.

Pues nada… vuelta atrás a volver a enfrentarnos a los monos, que esta vez sí que se fijan algo más en nosotros aunque conseguimos esquivarlos pasando rápido y vuelta a Bagan.

Decidimos acercarnos a visitar Shwe Zi Gone Pagoda andando, como pensábamos pasar el día en Mt Popa hoy no tenemos motos alquiladas.

Sigue lloviendo pero como hace calor se puede pasear y disfrutar de los templos. Hemos comentado ya varias veces que visitar los templos con los pies descalzos un día de sol tiene que ser terrible.

De vuelta comemos en un restaurante que encontramos a medio camino entre  Shwe Zi Gone Pagoda y el hotel. Por la tarde nos acercamos a los templos que hay por los alrededores del Hotel para ver la puesta de sol desde lo alto de uno de ellos completamente solos aunque acompañados de unas vistas espectaculares.

Terminamos el día con unas buenas cervezas y una cena estupenda repleta de risas.

Deja tu comentario

Ir a Arriba