window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'G-CCJ3FD9GKE'); gtag('config', 'UA-101171404-3');

2 Ago. Kakku

Excusión a Kaku desde el Lago Inle

Hoy nuestro plan es visitar Kakku, para ello es necesario disponer de un guía que hay que contratar en la ciudad de Taunggyi y que pilla de paso desde Nyaung Shwe. Paramos en la oficina donde debemos pagar las tasas de entrada y al guía que nos acompañará durante la visita en, total 20$, 3 $ por el ticket por persona más 5 $ por el guía..

Desde Taunggyi tenemos otros 50 km hasta llegar a Kakku lo que nos lleva más de una hora, porque la carretera no está en muy buen estado y es bastante estrecha.

Cuando llegamos al recinto nos acompaña el guía explicándonos la diferencia entre templos, pagodas, estupas. También nos acercamos con él hasta el llamado árbol de buda, una higuera (Ficus religiosa) cuya hoja es muy llamativa por su terminación en una fina y alargada punta.

Nos acercamos al otro lado del templo desde donde podemos ver como trabajan en el campo recogiendo la cosecha ataviados con gorros similares a los vietnamitas, aunque en lugar de terminar en pico lo hacen en una base plana.

Nos deja tiempo libre para pasear entre las pagodas y hacernos varias fotos en un estanque donde se reflejan y quedan unas imágenes preciosas.

Kakku

Kakku

Los chicos se han vestido con el longi que compraron en Bagan y Estefanía se ha puesto su falda y camisa rosa.

Regresamos a Taunggyi, donde visitamos el templo principal, en el cuál varios grupos, tras animarse unas chicas en primer lugar, terminan haciéndose fotos con nosotros.

No dejan de sorprendernos los templos tan dorados y recargados.

Hora de comer, elegimos un bar junto al templo, arroz, tortilla, noodles y cocacolas. Hoy no innovamos nada.

Continuamos con este día relativamente tranquilo, completando los planes del día con una parada en un viñedo.

Paseamos entre las viñas, vemos unos carteles en los que encontramos referencias a vinos de Rioja, y pasamos a la zona de cata.

Yo que no tengo ni idea de vino….. pero pasamos un rato divertido paseando entre las vides y probando varios tipos distintos. Y aunque, como ya he dicho no se de vinos, lo que sí se es que me gustan más los que he probado en España.

Regresamos a Nyaung Shwe donde cenamos en un restaurante indio y preparamos las mochilas porque mañana nos vamos hacia Kalaw.

Deja tu comentario

Ir a Arriba