window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'G-CCJ3FD9GKE');

25 Ago. Auschwitz y Cracovia

Un día en Auschwitz-Bikernau y Cracovia

Polonia hacía tiempo que estaba en nuestros planes, y aunque la reserva del vuelo y preparación ha sido en tiempo relámpago, siempre habíamos hablado sobre realizar la visita a Auschwitz. A priori suponíamos que iba a ser duro y, en mi caso, siempre había dicho que dependería del momento en el que fuéramos y que lo mejor sería hacerse a la idea con antelación.

Finalmente optamos por hacer la visita y cada vez que lo recuerdo, a pesar de que se me encoje el estómago, me alegro de haber visitado Auschwitz.

El despertador estaba programado a las 6.05 pero a las 5.50 con la claridad que hay ya estamos despiertos, y eso que aquí tenían algo padecido a una persiana.

Salimos a las 6.20 hacia Auschwitz, a ver sí conseguimos entrar porque en esta época del año están reservadas las entradas desde hace ya tiempo, y puesto que hemos reservado el viaje con 2 días de antelación no hemos podido comprar las entradas en la web por adelantado.

La compra de entradas se puede realizar en la web https://visit.auschwitz.org/?lang=en 

Llegamos a las 7.40 y aparcamos en los alrededores, pues al ser tan temprano todavía hay mucho sitio. Cuando entramos vemos una caseta en la que están vendiendo entradas para hoy. Las visitas empiezan a las 9.00 pero en español no hay hasta las 10.30, todavía quedan 14 entradas, a ver si nos llegan…..

Mientras esperamos en la cola aparece un chico diciendo que tiene tickets gratis para entrar, pero son entradas sin guía. Antonio se acerca a ver en la tienda y hay unas pequeñas guías, podemos apañarnos con ellas y no tener que esperar 2 horas y media hasta la visita guiada en español.

La entrada con guía a Auschwitz nos han dicho que son 45 PNZ.

Comenzamos atravesando la puerta con el cartel que todo el mundo califica de irónico aunque a mi me parece más bien macabro. En el cartel se puede leer la frase «El trabajo os hará libres«. Primera vez que se me ponen los pelos de punta.

El trabajo os hará libres

El trabajo os hará libres

Pasamos los edificios de las cocinas y donde se colocaba la banda el de música para marcar el ritmo del paso.

Entramos en el Bloque 4 donde encontramos las cifras y te da un escalofrío, más de un millón de personas fueron asesinadas en Auschwitz. Hay una urna con cenizas recogidas del campo.

Una de las cosas que me ha impactado ha sido ver el pelo que cortaban a las mujeres para venderlo a la industria textil con el que hacían paños. Otra de las salas está llena de los zapatos, de todas clases sandalias, botas de tacón y hasta pequeños zapatos de niños, se me encoge el estómago de nuevo.

En el bloque 5 coincidimos con un grupo de argentinos con un guía que nos parece muy bueno. Comenta la sala en que están los utensilios de cocina, incluso separados por colores, ya que unos de utilizan para la leche y otros para la carne. Se ven desde termos a catadores o picadores de carne. Está claro que no sabían dónde iban. Hemos leído que les engañaban diciendo que lo que hacían era ir a un lugar donde les vendían terrenos para establecerse.

Otra sala contiene peines, brochas de afeitar, crema de zapatos y crema corporal incluido un bote de Nivea.

Fotos de hombres y mujeres con su fecha de nacimiento, la de entrada y la de defunción. En muchos casos no llegaban a 3 meses y eso que eran los que se habían considerados aptos para trabajar y muchos tenían 30 años.

En los bloques 10 y 11 las cámaras donde hicieron las primeras pruebas de gas y donde los médicos hacían sus «experimentos»

Hemos visto un grupo de israelitas todos llevando la bandera de Israel atada al cuello a modo de capa. En el pabellón 24 estaban buscando nombres de los que suponemos eran sus familiares entre los enormes listados que hay publicados en una sala.

Listados de personas asesinadas en Auschwithz

Listados de personas asesinadas en Auschwithz

Terminamos el recorrido atravesando los dos enrejados, que ellos no podían traspasar, llegando hasta los crematorios.

Doble enrejado Auschwithz

Doble enrejado Auschwithz

Sobre las 11.30 damos por finalizada la visita con una extraña sensación de no aguanto más viendo estos horrores, pero por otro lado hay que hacerlo y pensar mucho en las personas que allí estuvieron.

Espinas

Espinas

Pensaba que iba a tener una sensación parecida a la de Hiroshima, pero ha sido todavía más impactante.

Bikernau

Nos dirigimos a Bikernau, y efectivamente Auschwitz parece pequeño en comparación. La entrada y las vías del tren que tantas veces hemos visto en el cine nos adentran en el campo de Bikernau.

Entrada a Bikernau

Entrada a Bikernau

Entramos en los barracones restaurados con las literas de 3 pisos en las que dormían 5 mujeres por nivel. Se pierde la vista….

Barracones de Bikernau

Barracones de Bikernau

A las 12.45 dejamos Bikernau para volver a Cracovia. Hay mucho que pensar sobre esta visita, y desde luego con lo que está ocurriendo en estos momentos en España me niego a creer a todos esos que nos venden que unos somos mejores que otros o que tenemos más derechos…. siempre tirando a los instintos más bajos…. no me gusta que me enfrenten con gente a la que no conozco y que seguro que sólo quieren vivir tranquilos como yo, como cualquier persona, pues eso es lo que somos, todos personas.

Cracovia

Llegamos sobre las 14.45 y nos acercamos al bar-lechería que nos dijo ayer la señora del alojamiento. Una chica se ofrece a traducirlos los platos, pues están sólo en polaco, es la segunda vez que nos pasa en este viaje. Terminamos pidiendo un filete de bacalao rebozado con patatas 12 PNZ, unos pierogi 9 PNZ, ensalada 3 PNZ, bebida kiwi 2 PNZ. Muy rico todo menos la bebida.

Una vez repuestas las fuerzas comenzamos el recorrido por Krazimier, varias sinagogas un cementerio y las calles por las que ya habíamos paseado anoche. A las 17.30 ya habíamos terminado la ruta que teníamos marcada y decidimos ir al casco antiguo.

La visita del casco antiguo la realizamos siguiendo el mapa que encontramos en sus calles.

Mapa Cracovia

Mapa Cracovia

En el casco antiguo visitamos la plaza central en la que encontramos la Basílica de Santa María, que se encuentra en en la Plaza Rynek Głowny, al igual que la Torre del Ayuntamiento y la Lonja de Paños. Esta fue construida por los comerciantes y la leyenda cuenta que la diferencia de las 2 torres se debe a que fue construida por dos hermanos, cada uno de ellos se encargaba de una de las torres. Una de ellas avanzaba a peor ritmo y la envidia hizo que este hermano matara al que ya había terminado la primera. Esta negra historia conocida por los constructores de la época hizo que la superstición se apoderara de ellos y ninguno se atreviera a completar la construcción de la torre que quedó a medio terminar.

Basílica de Santa María. Cracovia

Basílica de Santa María. Cracovia

De regreso a nuestro alojamiento y ya anocheciendo hacemos una parada en el Castillo de Wawel,

La catedral de Wawel que se encuentra en el cerro del mismo nombre junto con el castillo. Nos llama mucho la atención por su mezcla de estilos con una torre terminada en bronce, otra de las torres en ladrillo y hasta una pequeña cúpula dorada que nos recuerda a los templos de Myanmar.

Esta mezcla se la dan sus 1.000 años de existencia y las remodelaciones que ha ido sufriendo al gusto de cada uno de los monarcas de la época. En su interior se realiza la ceremonia de coronación de los monarcas de Polonia.

Catedral de Wawel - Cracovia

Catedral de Wawel – Cracovia

Ya anocheciendo damos por terminada la visita de esta tarde a Cracovia, mañana volveremos por la mañana para dar un paseo antes de realizar la visita a la mina de sal de Cracovia.

Deja tu comentario

Ir a Arriba