window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'G-CCJ3FD9GKE');

9 Ago. James Bond Island

Excursión de 1 día a James Bond Island

Después de nuestro día de vacaciones volvemos a la carga. Hoy tememos contratada la excursión para ir a visitar la llamada James Bond Island, cuyo nombre real es Ko Tapu, y que se hizo famosa por aparecer en la película de 007 «El hombre de la pistola de oro». Se trata de un pequeño islote de 20 metros de altura y cubierto de vegetación y que resulta de lo más fotogénico.

Pero lo mejor de la excursión no es sólo la visita a este pequeño islote, sino el recorrido por el paisaje karstico y las decenas de islotes que hay en la zona, además de poder adentrarte en uno de ellos en kayak.

Durante la preparación del viaje leímos muchas quejas sobre la masificación de la zona y que resulta difícil disfrutar de un paisaje tan espectacular por la cantidad de gente que nos llegamos a juntar. Por nuestra parte hemos de decir que en la primera parte estuvimos en los kayak los que íbamos en nuestro barco y no mucha gente más. En cuanto a la James Bond Island, si que nos juntamos muchos barcos allí al mismo tiempo, incluso nos costó desembarcar, pero tuvimos suerte de llegar en un momento en el que bastantes grupos marchaban. Nuestra excursión era por la mañana, pero habíamos leído que hay algunos grupos por las tardes en los que te encuentras con menos gente.

Comenzamos el día con una ruta de casi 1 hora recogiendo a los que conformaríamos el grupo por diferentes hoteles y playas. Cuando llegamos al embarcadero, dejamos las mochilas en una tienda que nos indicó el guía, ya que nosotros no volveremos al hotel, nos dejarán en una parada de bus para llegar a Ao Nang.

Tomamos el barco, por suerte mi problemilla del día anterior se me ha pasado, aunque estoy un poco débil ya no me encuentro tan mal como ayer, lo que es de agradecer cuando vas a pasar el día en un barco, y no en tu habitación de hotel con un baño al lado.

Empezamos la navegación y pronto llegamos a la zona de islotes, nos recuerda mucho a la bahía de Halong en Vietnam.

Nos tiene locos nuestro pirata, uno de los chicos que trabaja en el barco, haciendo los amarres y llevando los kayak, que está morenísimo, fibroso, pelo largo…un auténtico pirata.

Paramos en una zona de islotes para hacer el primer kayak, nos llevan ellos en los botes y entramos a través de una cueva al interior de uno de los islotes, hay hasta una playa en el interior. La visita muy agradable, lo único que a la salida el mar se había revuelto y a nuestro barquero le resultaba imposible pasar una zona donde el mar siempre nos empujaba de nuevo hacia el interior y nos alejaba cada vez más del barco. Y eso que tiene unos brazos….. menos mal que no nos han dejado llevarlo a nosotros porque ya os digo que con mis brazos si que no habíamos salido. Por fin encuentra una zona en la que la corriente es un poco menos fuerte y llegamos al barco.

Comemos en el barco, yo me animo a probar un poco de arroz.

Siguiente parada James Bond Island!!!!

Cuando llegamos nos cuesta amarrar el barco. Se atraca en el lado contrario a donde está el famoso islote, hay que andar hacia el interior para llegar a la playa desde la que se ve el islote. Pasamos un buen rato muchas fotos ya hasta una entrada en el agua a lo chica James Bond de mis espectaculares hermanas. Antonio aprovecha para subir a un mirador que hay a la izquierda y obtener fotos desde otra perspectiva.

James Bond Island

James Bond Island

Continuamos con la navegación entre islotes y de repente hacen una parada. Echan el ancla en mitad del bosque de islotes y nos dicen que podemos aprovechar para nadar durante unos 45 minutos. Al final la gente se va animando y terminamos tirándonos por la borda….y en seguida se tocaba arena en el fondo…un par de los integrantes de nuestro grupo se animan a tirarse desde la segunda planta del barco… Y algún arriesgado, no de nosotros, se viene arriba y se tira desde el tercer piso del barco… eso ya es mucho para nosotros…. se va animando la gente hasta que uno cae de plancha y sale rojísimo y por la cara que puso también bastante dolorido. Un buen rato nadando y tirándonos a aguas cristalinas.

Y después del baño nos acercamos de un islote para hacer el segundo kayak, igual que antes nos llevan ellos en los botes y entramos a través de una cueva al interior de uno de los islotes. Esta entrada es mucho más estrecha, hay que agacharse para no golpearnos con la espalda, y llevan linternas para poder ver por donde van, ya que también es más largo el trayecto. Nuestros 2 kayak son los primeros en entrar y empieza a caer una fina lluvia, aunque está luciendo el sol, lo que lo convierte en un momento para recordar.

Terminamos una excursión extraordinaria en la que hemos pasado muy buenos ratos volviendo al muelle desde el que partimos, recuperamos las mochilas y hablamos con el conductor para recordarle que nosotros no volvemos al hotel y que nos tiene que dejar en la parada del autobús.

Nos deja en un cruce de caminos, al final preguntando encontramos un lugar en el que nos venden los tikets para coger una minivan que va hacia Krabi por 190 Baht por persona. Cuando llegamos al pueblo nos dice que por 500 Baht nos acerca hasta nuestro hotel en Ao Nang, la verdad es que estamos cansados es de noche y nos parece un planazo llegar directamente al hotel sin tener que buscar de nuevo medio de transporte.

Llegamos al hotel, nos hemos permitido un pequeño lujo y hemos reservado en un 4 estrellas para estos días. Nos dan una habitación doble en una zona de habitaciones clásicas de hotel en el tercer piso y una triple en una cabaña junto a la zona de la piscina. La habitación está bastante bien, la triple un poco regular, no es una habitación con 3 camas ni han puesto una cama supletoria, lo que han hecho ha sido poner sábanas sobre un colchón finito de lo que normalmente debe ser un sofá. Y además está llena de hormigas.

Cogemos algo para cenar en un 7 Eleven y en el Mc Donalds y a descansar.

Mañana nos acercaremos a la zona de botes para tratar de organizar la excursión en Long Tail.

Deja tu comentario

Ir a Arriba